¿Cómo proteger tu libro?

14/07/2024

¿CÓMO PUEDO PROTEGER MI LIBRO?

Ya sea que hayas escrito una de las grandes novelas de la historia española o un manual de usuario, tu libro ha requerido mucho esfuerzo y es importante para ti. Tu libro te pertenece y tu creatividad debería ser recompensada. Tú deberías ser el único en beneficiarte de él, ya sea económicamente o de otra manera. Después de todo, ese es el propósito de la ley de derechos de autor de España. Tu obra creativa debería pertenecerte solo a ti.

En España, mientras tu libro sea original y no derivado de otra obra, califica para la protección de derechos de autor. Claro, esa protección solo ayuda cuando es posible probar que alguien ha copiado tu libro o lo ha infringido de alguna otra manera. Esto solo es posible si puedes certificar ante las autoridades legales que eres el dueño del libro y que tu libro es anterior a su copia. Una forma de protegerte es registrándote y haciendo un depósito de derechos de autor de una manera que te establezca como el dueño de la obra y que cree una fecha cierta de la creación del libro.

¿Cómo proteger tu libro?

Cuando te registras y haces un depósito de derechos de autor de tu libro con Copyright.es, la protección es instantánea. Tu depósito de derechos de autor establece una fecha cierta de creación de tu libro, lo que establece la prioridad del derecho de autor. Y dado que este depósito sirve como prueba incontestable de derecho de autor porque no puede ser alterado por nadie, el depósito de tu libro sirve como tu testigo oficial de tu derecho a tu creación o diseño.

Cuando solicitas protección de derechos de autor para tu libro, esa protección es válida de por vida. Cuando depositas tu libro para protección de derechos de autor, tu obra queda en manos de funcionarios con la obligación legal de retener los libros y todos los demás depósitos de manera que sean incontestables en un procedimiento legal. Y tu protección se extiende mucho más allá de España. Un depósito de derechos de autor en España con Copyright.es, es válido en los 171 países que han firmado la Convención de Berna, lo que significa que tu libro está protegido internacionalmente.